‘La llamaban La Madrina’

Desde hace ya algún tiempo, los acontecimientos nos desbordan. Raro y aburrido es el día en el que no llega a nuestros oídos algún resonante titular que nos traslade más allá de la martilleante prima de riesgo, que ha llegado a convertirse en una noticia de relleno más, junto a ’las medusas Tigre’ o la ’operación salida’. La noticia del día es, sin ningún lugar a dudas, la dimisión de Mrs. Aguirre, la abanderada, por excelencia, de un ’Caspa Party’ que viene gestándose en el seno del Partido Popular desde hace ya varios años. La sensación, al escuchar el anuncio, ha sido calcada a la que recorrió mi cuerpo cuando nuestro queridísimo y ’molt honorable’ Francesc Camps pronunció su dimisión la tarde de aquel 20 de julio del pasado año. Se trata, también, de una sensación similar a la que me produjo la decisión del Parlament de Catalunya de prohibir las corridas de toros. Hablamos de alegrías agridulces, forzadas, pero alegrías al fin y al cabo.

Somos muchas las personas que habríamos deseado que esta fuera una dimisión fruto de la presión de unas movilizaciones tan contundentes como las del pasado sábado, esas mismas que los medios se han esforzado en acallar a toda costa. No ha podido ser así, pero lo cierto es que hoy despedimos, entre copas de champagne, a una de las personas de referencia en el ala más conservadora del doble discurso al que el Partido Popular nos tiene acostumbrados. Decimos adiós a la persona para la que la política era sólo ‘algo temporal’, pero que, sin embargo, no ha dejado títere con cabeza.

‘La espe’ encarnaba los argumentos más típicos y rancios de la castiza derecha española. Un personaje que ha sido capaz de combinar el folklore mediático y el despotismo como nadie. Desde los famosos rifi-rafes con sus queridos trabajadores de la función pública hasta el monumental proyecto de Eurovegas, podríamos enumerar las verdaderas barbaridades gestoras llevadas a cabo por esta mujer. ‘Si se tienen que cambiar las leyes, pues se cambian’, este era su estilo, un estilo que nos deja multitud de citas célebres para enmarcar en el Hall de las Sandeces. Y es que Esperanza Aguirre ha creado escuela, Botella, Montoro, Cospedal, Mayor Oreja o Camps han aprendido de ella. Nosotrxs, también hemos aprendido. Ahora sabemos, justamente, el modelo de hacer política que no queremos. Como decía nuestro compañero José Coy, ‘ahora sabemos muchas cosas, sabemos que el capitalismo es el problema, sabemos que no se van a globalizar los derechos, que se van a globalizar la precariedad, la mano de obra barata, la exclusión social y la pobreza extrema. Sabemos muchas cosas, sabemos incluso lo que no sabemos, porque nos lo imaginamos’. Y así es, ahora somos conscientes, no porque tengamos ninguna intuición femenina, si no porque tenemos memoria y, con ella, avanzaremos hacia las luchas de un otoño caliente que, seguro, les será difícil de olvidar. Tenemos esperanza.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s